Agua IONIZADA

El agua ionizada contiene MINERALES

¿Para qué sirve un alcalinizador?

Los minerales son las sustancias nutritivas más importantes que el cuerpo necesita. Además, gracias al proceso de ionización aumenta su biodisponibilidad, por lo que el cuerpo puede absorberlos mejor y utilizarlos donde se vaya necesitando. De esta forma se paraliza la oxidación de las células, que al ser hidratadas consiguen desarrollar todas sus funciones orgánicas y metabólicas de la mejor manera. El agua alcalina ayuda al organismo a eliminar los ácidos fabricados por nuestro metabolismo, y los que proceden de comidas, bebidas, estrés, y fármacos.

ELIJAN SU pH

A pesar de que el agua alcalina posee muchas propiedades especiales, no se considera curativa; si bien se ha demostrado que este tipo de agua ayuda al cuerpo a preservar un mejor equilibrio u homeostasis. 
Es utilizada para: lavar fruta, eliminar insecticidas, fregar platos, eliminar manchas de aceite, lavar ropa, o eliminar manchas en los cuellos.


Se puede beber diariamente, y es eficaz para curar algunas enfermedades crónicas. Alivia los dolores de estómago causados por constipados y diarreas; ayuda a aliviar la gota, y a contrarrestar los efectos del envejecimiento. El agua con este nivel de alcalinidad reduce la sensación de cansancio, fatiga y sueño. Tras 2 semanas-1 mes de uso del ionizador, van a poder beber agua con este nivel de alcalinidad.
También se puede utilizar esta agua para lavados, en la cocina, y para la preparación de té o café. Gracias al agua alcalina van a notar una mejoría en el gusto, color y aroma de infusiones/cafés. Se recomienda este nivel para aquellos que acaben de comprar el equipo y lo usen por primera vez. A las 2 semanas podrán comenzar a utilizar el agua con un nivel 2 de alcalinidad. El agua alcalina vuelve a equilibrar los niveles de alcalinidad y acidez del cuerpo, lo que aumenta los niveles de energía, previene los efectos del envejecimiento, y ayuda a curar los problemas digestivos.

Purificada: Utilizada para la preparación de la leche artificial para bebés, o para tomar medicinas.
Ácida: Las propiedades astringentes del agua ácida ayudan a tonificar y vigorizar la piel
Fuertemente ácida: Posee propiedades antibacterianas, y puede utilizarse para la limpieza de suelos, cocinas, o para fregar las vajillas.

Todo el mundo es consciente de los efectos devastadores de la “lluvia ácida” en el medio ambiente. Sin embargo, muy pocas personas se paran a pensar en la acidez del propio “ambiente” interior, donde los efectos de la acidosis son igual de devastadores. Es fundamental controlar el pH. Habría que llevar a cabo una desacidificación y remineralización hasta que la segunda orina de la mañana alcance un pH de 7/7,25.

“Bebiendo 5 vasos de agua alcalina al día, se va a reducir paulatinamente la acidez del cuerpo, lo que ayuda al organismo a eliminar los residuos ácidos producidos y los que se han ido acumulando anteriormente.” (Sang Whang)